Ortografía y #hashtags: ¿son compatibles?

Todo usuario más o menos ducho de #redes sociales sabe para qué sirven los #hashtags (del inglés hash o almohadilla y tag, etiqueta). Como explica la profesora María Ortiz Jiménez, de la Universidad Nebrija, se trata de un elemento esencial para el funcionamiento de Twitter e Instagram y «el representante más conocido de la conjunción del metadato y el lenguaje natural por la sencillez de su manejo y su eficiencia en procesos de búsqueda o determinación de tendencias dentro de la red: todos podemos crearlos y en cantidades masivas». Pero, recientemente, entre traductores y lingüistas ha surgido debato sobre cómo deben de escribirse: ¿deben respetarse las reglas ortográficas, por ejemplo, en relación con el uso de la #tilde, la #mayúscula o la #cursiva?


María Ortiz explica que la posición al respecto de la Real Academia Española (#RAE) y otras instituciones que velan por el uso correcto de la lengua son claras. Sin embargo, apunta la profesora, se desconoce su influencia real en las agencias de #marketing y por parte de los #communitymanagers. Estos son, al fin y al cabo, los responsables últimos de los grandes volúmenes de mensajes en las redes y, en las etiquetas o hashtags que generan, encontramos el ejemplo más llamativo de este abandono de la #corrección lingüística en aras de la influencia.


Los expertos alegan, para justificar esta dejadez de corrección, que la mayoría de los usuarios, en sus búsquedas, utilizan los hashtags sin #tilde o sin atender a las reglas de la RAE para el uso correcto de otros elementos, como la #mayúscula o la #cursiva. Estos últimos elementos, además, son, sin lugar a dudas, difíciles de utilizar en un buscador y, en cualquier caso, indetectables e inútiles. La propia guía para la creación de hashtags de Twitter es muy concisa, como explica la profesora, y se centra en aspectos técnicos: entre otras cosas, no admiten espacios entre palabras y sostienen que la utilización de los signos de #puntuación podría dificultar su funcionamiento.


Sin embargo, las instituciones españolas en materia de normalización lingüística han ofrecido sugerencias claras a las que acudir en caso de duda. El perfil de la RAE en #Twitter de la Real Academia Española (@RAEinforma) es especialmente activo y la Fundación del Español Urgente (@Fundeu) lanzó la campaña #Acentúate en colaboración con Twitter a favor del uso de la puntuación de los hashtags, recalcando su nula incidencia en los procedimientos de búsqueda y admitiendo técnicas excepcionales como la utilización de las mayúsculas para distinguir palabras cuando la etiqueta contiene varias (como el reciente #YoMeQuedoEnCasa).




19 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo